Beach Cala Salada

La pequeña playa de Cala Salada ofrece muchos encantos al visitante. Es muy frecuentada por los ibicencos y turistas, ya que a pesar de encontrarse muy cerca de San Antonio, se conserva completamente en su estado natural y ofrece un agua totalmente limpia y cristalina. A menudo, es confundida por su cercanía con otra cala con un nombre casi idéntico y cuya visita es absolutamente imprescindible: Cala Saladeta.

En Cala Salada es posible observar la fantástica puesta de sol, como en la mayor parte de calas en la zona de poniente de la isla. El sol entra e ilumina toda la pequeña bahía donde se encuentra la cala, reflejando tonos de color amarillo en el mar y en los acantilados y creando una sensación mágica.